Marketing Digital

Guía para definir tu estrategia de Marketing Digital

estrategia de marketing digital
Escrito por Ana Mocholí

Puede que tengas un negocio desde hace tiempo y que quieras lanzar una web para promocionarlo, o que estés pensando en emprender desde cero. Puede incluso que simplemente tengas un blog dónde escribes y quieres conseguir visitas y tráfico vivo. Sea cual sea tu caso, sin una estrategia de marketing digital no llegarás a ninguna parte. Es muy probable que no consigas tus objetivos si no pones los medios para lograrlo. En un blog personal puede ser menos relevante, pero para un negocio, seguir creciendo es clave por eso definir esta estrategia es necesario.

Definimos por pasos esta improvisada guía sobre cómo definir una estrategia de marketing online para cualquier web, portal o blog desde cero.

1. Define tu Contexto

Como decíamos no es lo mismo tener una empresa que tener un blog. De modo que el objetivo de nuestra estrategia ni nuestras acciones serán las mismas. Por eso mismo lo primero que debemos hacer es investigar y definir bien nuestro contexto. Para hacerlo puedes empezar respondiendo estas preguntas básicas:

  • ¿Qué tipo de producto tienes?: Web, Blog, e-commerce, etc.
  • ¿A qué sector perteneces?: Dependiendo del sector en qué te muevas puedes adoptar un tipo de estrategias u otras.
  • ¿Qué quieres conseguir?: A grandes rasgos, no objetivos concretos, define cuál es el motivo de esta estrategia. ¿Tráfico, ventas, marca?

Analiza tu competencia

Para definir bien tu contexto tienes que definir a tu competencia. Cuales son tus principales competidores a nivel digital, pero también offline. Empápate bien del panorama de tu sector, investiga que estrategia siguen ellos, qué les funciona y qué no. Aprovéchate de sus fallos, para evitar cometerlos tu mismo.

Estudia a tu audiencia

Y por supuesto estudia a tus usuarios o clientes potenciales. La mejor forma de adaptar tu estrategia es conocer bien a los destinatarios de ella. Por eso define ‘personas tipo’, susceptibles de convertirse en tus clientes. Cuánto más concretes más fácil será definir la estrategia después.
Los chicos de Hubspot lo explican muy bien en su Blog de marketing aunque lo llaman ‘buyer personas’. Toma nota de cómo lo hacen ellos e incluso puedes utilizar algunas de sus plantillas para definir a tu cliente tipo.

2. Definir objetivos y estrategia

El segundo paso es más centrado en estrategia, después de un primer punto de puesta en marcha. En este caso nos vamos a poner manos a la obra con el tema de los objetivos que queremos conseguir.

Mi primer consejo es que seas realista. No es viable que te marques un objetivo muy alto si apenas tienes presupuesto o tiempo para dedicarle a la estrategia. Pues bien, es el momento de definir los objetivos que quieres alcanzar a corto, medio y largo plazo con tu estrategia. Algunos objetivos podrías ser:

  • Crecer en visibilidad en nuestros canales de comunicación y en seguidores redes sociales.
  • Implantar una estructura de e-mail marketing en la estrategia para fidelizar a clientes y atraer nuevos.
  • Optimizar el sitio web para SEO y posicionar para palabras clave relevantes.
  • Aumentar el volumen de tráfico a la web y los leads.

Estos objetivos son muy amplios, pero puedes hacerlos tan específicos como puedas, así será más sencillo definir qué estrategias utilizaremos luego.

Recuerda que los objetivos pueden estar relacionados con la venta, con la rentabilidad, con el posicionamiento o con la imagen de marca. En este paso también los más puristas del marketing suelen definir el esquema DAFO(debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) para saber qué somos capaces de alcanzar y qué no.

¿Cómo vas a alcanzarlos?

Estos objetivos no van a alcanzarse solos. Por eso ahora es el turno de definir la forma de conseguirlos, la parte más estratégica del plan de marketing. Pero sin entrar en detallar acciones concretas.

Por ejemplo, para el apartado de e-mail marketing la estrategia se va a centrar en el envío de e-mails a personas de nuestra base de datos, que va a seguir creciendo mes a mes, con novedades interesantes para ellos. Conviene segmentar a los destinatarios dependiendo del tipo de ‘usuario tipo’ al que nos dirijamos.

Para la estrategia de social media nos centraremos en conseguir más seguidores con determinadas tácticas y en qué tipo de mensajes emitiremos y con qué objetivo.

Ahora te toca a ti. ¿Cómo definirías tu estrategia?

3. Acciones y planificación

Este apartado es el que especifica de forma más concreta la forma en la que vas a ejecutar el plan estratégico. Organizado por áreas y cronológicamente. Por ejemplo para los contenidos es recomendable tener planificada la estrategia de cara a dos meses en adelante. Mientras que en redes sociales puede que semanal sea suficiente. Dependerá del área y de las tareas en sí.

Algunas acciones que tendrás que planificar son por ejemplo:

  • Calendario de contenidos web
  • Optimización para mejorar el posicionamiento SEO
  • Campañas de anuncios
  • Calendario contenidos para envíos de newsletter o email marketing
  • Calendario de contenidos para Redes Sociales
  • Planificar las acciones de Linkbuilding
  • Colaboraciones con otros sitios web
  • Otras

Las acciones que puedes llevar a cabo son muy diversas, dependerá en gran medida de tu creatividad y del presupuesto a mano.

4. Ejecución y recogida de datos

De nada sirve que hayas seguido todos los pasos anteriores si no pasas a la ejecución. Si no realizas las acciones definidas jamás conseguirás tus objetivos. De modo que… ya que hemos llegado hasta aquí, ¡empieza a planificar y a ejecutar tu estrategia!

No te olvides de recoger correctamente todos los datos de cada campaña o acción de marketing que lances. Especialmente:

  • Configura bien tu Google Analytics
  • Trackea los enlaces de tus campañas de anuncios
  • Si realizas colaboraciones o pones enlaces, identifícalos para conocer el tráfico que viene desde ellos.
  • Anota todas las acciones que realices con sus fechas y breves comentarios para poder identificar la respuesta de cada acción.
  • Y también es muy importante que antes de empezar hagas un análisis de tu estado actual antes de comenzar la estrategia para compararlo con el resultado al empezar la campaña.

5. Análisis y volver a empezar

Si has recogido todos los datos de tus campañas estás preparado para poder analizar qué tal lo has hecho. Hay muchas analíticas que puedes tener en cuenta. A nivel de tráfico, puedes tener en cuenta de qué fuentes viene tu tráfico. Si tu objetivo es posicionarte bien, deberás prestar atención en Analytics al tráfico orgánico y ver si ha subido.

Si por otro lado querías potenciar tus presencia en redes, utiliza las analíticas propias de las que dispones en cada red social para ver la evolución. Analiza también si realmente te resulta interesante poner esfuerzos en redes sociales. Si buscas visibilidad y mejorar marca, seguramente sí. Si buscas conversiones, la redes sociales no suelen ser la mejor fuente de ventas.

Si hablamos de email marketing te resultará interesante conocer la tasa de apertura y la tasa de click de tus envíos. La media de la primera está en torno al 20-25%, mientras que la segunda es más variable dependiendo del sector y del contenido.

¿Cómo ha ido? Optimiza y mejora

Valora cómo ha ido la estrategia, identifica qué acciones han funcionado y cuales no. Las que hayan funcionado bien puedes potenciarlas si es posible. Las que no, ¿por qué no han funcionado? ¿cómo podemos mejorarlas? No siempre tienes que descartarlas, puede que dándole un segundo enfoque puede que funcione.

Pero también existe un componente de ‘intuición’ que irás ganando con la experiencia que te ayudará a identificar tácticas útiles y otras que no lo son tanto.

Una vez sepas cómo mejorar tu estrategia inicial, perfecciónala con los datos que has conseguido tras en análisis y prepara una estrategia mejorada para continuar.

 

Hasta aquí la guía de estrategia de marketing que hemos preparado. En general podríamos profundizar mucho más, pero mejor empezar por lo más básico e ir evolucionando y complementando conforme tu estrategia vaya dando sus primeros pasos. Ten en cuenta, por otra parte, que los usuarios son cada vez más móviles. Crear una aplicación, una web responsive, y sobretodo trabajar su propia estrategia de marketing móvil.

Sobretodo ten en cuenta que las claves son la constancia y el análisis para poder seguir mejorando con el tiempo. Ahora es el turno de que tomes las riendas.

Sobre el autor

Ana Mocholí

Ana Mocholí es periodista y blogger especializada en nuevas tecnologías en su blog personal: http://anamocholi.com. Actualmente trabaja en marketing digital como Analista SEO en Agenciaseo.eu

4 Comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies