Marketing Digital

El miedo de no mostrarse

presencia online
Escrito por Ana Magro

Si te mueves en el entorno digital, te habrás dado cuenta de que existen perfiles de personas que se venden como auténticos magos del marketing digital, que aseguran trabajar para grandes marcas, superar las seis cifras en la facturación, llevar muchos años en el mercado o tener un equipo inmenso de personas trabajando para ellos, pero nunca mencionan un proyecto para el que han trabajado; nunca un cliente, colaborador, proveedor o socio escribió públicamente algo de su empresa; nunca hicieron público ningún reconocimiento; nunca muestran fotografías de su equipo o de sus oficinas, y nunca nadie les escuchó hablar en público. Raro para ser el dios del Marketing Digital ¿no?

El castillo en el aire les dura todo lo que ellos quieren, pero también es verdad que, aunque Internet está repleto de personas, los que estamos ahí día a día no somos tantos, nos conocemos, interaccionamos, debatimos, intercambiamos opiniones y llegamos a conclusiones. Al final, sabemos del pie que cojea cada uno. Da rabia, lo reconozco, porque prometen imposibles llenando de pájaros las cabezas de personas que necesitan una respuesta fácil a los problemas por los que atraviesa su negocio. Y, al final, los clientes que se encuentran con este tipo de perfiles, creen que el problema es del marketing digital y no de los los falsos magos que prometen imposibles. El sector se resiente.

Por eso, ha llegado la hora de que los que trabajamos día a día, seguimos formándonos para ser mejores y sabemos lo que cuesta conseguir resultados, hagamos más marca personal que nunca. Ha llegado la hora de ser sinceros. Exponer los proyectos que tenemos, expresar a qué dedicamos nuestro tiempo y esfuerzo, demostrar lo que podemos aportar, eliminar todas las barreras y ser auténticos. Entre tanto humo, os aseguro que el valor de la autenticidad se quintuplica.

El único consejo que te puedo dar para que trabajes tu marca personal es que te armes de valor, que te conozcas y, sobre todo, que seas honesto contigo mismo. Es la única manera de mostrarte tal y como eres. No comparto los consejos del tipo: “para crear marca personal tienes que ser cercano”, por ejemplo. Es cierto que funciona, pero pienso que así porque la persona ya tiene esta característica y la manifiesta en el mundo real. Si no eres cercano en tu vida normal, no pretendas serlo en redes porque quizás la cercanía no sea tu mejor atributo. Busca otra virtud que puedas gritar al mundo, todos tenemos alguna, pero todo intento de parecer lo que no se es, termina por ser eso, un intento.

La marca personal sigue sin ser primordial entre muchas de las pequeñas y medianas empresas. ¿Qué se le pasa por la cabeza al gerente de un pequeño negocio que sabe que el consumidor valora una marca más humana y decide hacer oídos sordos? Es increíble la valentía que tienen por sacar un negocio adelante y la lucha diaria que enfrentan muchos, pero siguen sin ver las oportunidades de negocio, las sinergias, el aprendizaje o las colaboraciones que se pueden producir al estar en el mayor escaparate del mundo: Internet.

Si las personas quieren marcas humanas y damos por hecho que los seres humanos somos imperfectos, las personas admitirán la imperfección de tu marca. El creerse demasiado mayor, demasiado bajo o demasiado tímido no es razón para desperdiciar las oportunidades de demostrar ante todo el mundo que tú eres el mejor profesional y tus productos son lo que el mundo necesita.

Sigue habiendo empresas que no están en Internet, otras solo están para mostrar sus productos, etc. y no digo que esté mal. Hay marcas muy conocidas que solo muestran sus productos y realmente tienen una gran interacción porque son un canal de información que el usuario utiliza. Es una estrategia muy respetable, pero suelen ser marcas que ya se han ganado la confianza del usuario al haber aportado ya mucho valor años atrás. No recomiendo esto a marcas que están comenzando o que aún tienen poca cuota de mercado. Estas deben centrarse más en aportar valor de otra forma.

¿Y qué me decís de los que no están en Internet porque creen que así no hablarán mal de ellos? No sabía que un consumidor enfadado tuviera la delicadeza de respetar que la empresa no esté en Internet para no hablar de ella (modo ironía activado). En fin, ojos que no ven… Yo les digo que cambien el chip y que cuando un usuario ve solo comentarios positivos de una marca, algo le chirria, por tanto, no es tan malo tener algo negativo que te ayude a mejorar y a evolucionar. Muestra siempre en público que quieres corregir eso para proporcionar un mejor servicio. Demostrarás tu humanidad y alguien más se enamorará de tu producto.

También hay empresas que tienen miedo de hacer acciones porque creen que serán copiadas por la competencia. Mira lo que opinaron al respecto algunos miembros de mi comunidad de Facebook pinchando aquí. Esto es totalmente incompatible con la creación de marca personal. Cada persona individual o cada grupo de personas (empresa) tienen su esencia y siempre podrán ponerle un toque diferente a todo.

Seamos personas siempre, reconozcamos nuestras imperfecciones y llevemos la autenticidad por bandera. Es la única forma de no tener miedo de mostrarse a los demás.

Sobre el autor

Ana Magro

Especialista en marketing y comunicación. Apasionada de las redes sociales y de los negocios en Internet. Bloguera en www.anamagro.com y formadora en Marketing Digital y Personal Branding

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies