Marketing Digital

Cómo ser un ninja del diseño de infografías

Cómo ser un ninja del diseño de infografías

Descubrí el diseño de infografías hace más de 25 años. Por aquel entonces trabajaba en una agencia de publicidad con un importante contrato para el ayuntamiento de la ciudad en la que resido.

El concejal de turno nos pidió diseñar 25 folletos con mapas de cada uno de los barrios de la ciudad, con monumentos y datos curiosos para impulsar el turismo.

El producto final se parecía mucho al actual concepto de infografías, que por aquel entonces utilizaban sobre todo los diarios deportivos.

Fue una obra titánica que grabó a fuego en mi mente la frase “Odio las infografías”.

 

Las ONG’s, las más espabiladas en el uso de las infografías

Muchos años después me reencontré con este formato de contenidos en un seminario sobre comunicación para organizaciones no gubernamentales.

Nos explicaron cómo el sector social tiene características propias desde el punto de vista de la comunicación, puesto que su “negociado” no implica intercambio de bienes o servicios sino donaciones.

En este contexto, las infografías se presentaban como una fórmula mixta (mitad texto, mitad imagen) con la que educar, convencer y atraer a los potenciales consumidores/donantes.

De esto hace ahora más de 15 años, y desde entonces, la popularidad de las infografías no ha pasado de crecer.

Para mi gran alegría, como diseñadora de contenidos web para Pymes, muchas empresas han detectado en estos años los beneficios para su comunicación; porque entretienen, educan, informan y generan gran visibilidad para la marca.

 

Las infografías son caras

Todo esto está muy bien, pero ¿exactamente cuánto cuesta una infografía?

Son caras, no te engañes. Dependerá del infografista contratado, de la calidad del producto final y de la complejidad del tema, pero calcula que los 100 o 150 euros no te los quita nadie.

¿Caro, verdad? Siempre puedes hacerla tu, y para eso estoy aquí hoy. Como infografista profesional, puedo contarte los trucos y procesos que utilizo cada día en mi trabajo, y enseñarte a ser un auténtico ninja del diseño de infografías.

 

Qué entendemos por infografía

Una infografía es una representación visual de datos complejos, como estudios, informes y en general cualquier tema que requiera un acercamiento algo más profundo.

Son ideales para educar a la audiencia, porque al ser un formato visual, es infinitamente más eficaz que cualquier texto, por ameno que sea.

Si no terminas de convencerte, aquí unos datos:

 

  • Sólo recordamos el 10% de lo que escuchamos.
  • El 57% de los profesionales del marketing entrevistados por la prestigiosa plataforma Hubspot, afirman que las infografías son claves en su estrategia de contenidos.
  • Tres días después, recordamos el 65% de la información visual consumida. Estas cifras bajan cuando la información es leída o escuchada.
  • Un texto con efectos visuales invita a leer al 80% de las personas que lo reciben.
  • El 94% de los contenidos con imagen reciben más lecturas que aquellos sin imágenes.
  • El 39% de los profesionales del marketing del estudio mencionado, considera necesario incrementar el presupuesto para contenido visual.
  • El 73% de los profesionales del marketing tiene pensado incrementar la inversión en contenido visual para el año que viene.
  • Las personas siguen mejor las instrucciones con imágenes. Un 323% mejor, exactamente.

 

Eligiendo el tema para el diseño de infografías

El primer paso que debes tener claro es que no vale cualquier tema. De esto saben mucho organizaciones como Bill & Melinda Gates Foundation.

Como ya han demostrado en otras ocasiones, los responsables de la comunicación de la fundación no hacen las cosas a medias.

Cuando se plantearon el diseño de una infografía para explicar por qué debemos acabar con la malaria, no recurrieron a aburridos datos sobre los esfuerzos de esta fundación.

En su lugar tomaron un dato (sólo uno) y desarrollaron un mensaje impactante: el mosquito responsable de la transmisión de la malaria mata más personas al año que ningún otro animal.

El resultado es una infografía impactante, sencilla y eficaz que deja claro el mensaje de esta fundación.

 

diseño de infografía - Malaria

Buscando un concepto que aúne la imagen y el tema

Este es el auténtico secreto del éxito de las infografías de mi blog, Social Media Pymes.

Como muchos compañeros de profesión, trabajo mi marca personal de forma constante, buscando posicionarme en el mercado como diseñadora de infografías.

Y dentro de mi marca personal, he seleccionado dos cualidades que pretendo aportar a todos los proyectos y que (creo), me definen; el sentido del humor y la calidad del trabajo.

Por eso, en las infografías que diseño para darme a conocer, siempre encontrarás un concepto potente con un toque de humor.

Así, en lugar de hablar de “Pasos para crear tu próxima pieza de contenidos” hablo de “Cómo resucitar un muerto con tus contenidos” y me apoyo en una gráfica con los zombies como protagonistas.

Estas son mis señas de identidad, como las de otro ejemplo que seguro que te va a gustar. La he seleccionado como una de las infografías del año precisamente por su calidad y su sentido del humor.

La firma la empresa Heineken, y destaca por su sencillez y por apoyarse en una gráfica en la línea de la identidad visual de la marca.

Con este ejemplo quiero llamar tu atención sobre la necesidad de buscar siempre un concepto que englobe la temática del diseño de infografías.

Diseño de infografía - Heineken

 

Recopilando datos necesarios

Cuando ya has seleccionado el tema y el enfoque, y el concepto elegido está a la altura, debes seleccionar qué datos mostrar.

Tus infografías no siempre será de tipo numérico, pero este paso se aplica a casi cualquier tipo de contenido visual.

Te recomiendo que los datos sean pocos, pero bien elegidos. Es decir, al igual que en el ejemplo que veíamos al principio de la infografía sobre la malaria, procura que los datos que seleccionas tengan relevancia para las personas que van a consumir la infografía.

Es decir, procura siempre ponerte en los zapatos de la audiencia, de forma que los datos seleccionados siempre afecten de alguna manera a aquellos que los van a leer.

Además, aunque te pueda parecer poco ético, yo suelo redondear el dato que ofrezco. ¿Por qué? Tengo comprobado que es más eficaz decir “Casi el 80% de las amas de casa limpian una vez a la semana” que “El 79,8 de las amas de casa limpian su casa una vez a la semana”.

 

Estructurar la información, la clave del éxito

Otro de mis trucos secretos, comprobado. Si eres de mi quinta, recordarás las clases de filosofía y a Kant.

Pues bien, si no me falla la memoria, recuerdo que mi profesora (desde aquí un saludo a la Pepa, que así se llamaba) nos enseñaba que para este filósofo alemán nuestra mente estaba formada por una especie de complejo sistema de cajas, sin el cual toda la información procedente del mundo real (sonidos, luces, olores, texturas) sería completamente imposible de traducir.

Lo que no sabía (pero quizás intuía) mi querido Kant, es que la estructuración de la información ayuda a que la recordemos y aprendamos mejor.

Es uno de estos misterios de nuestra psique que juegan a favor del diseño de infografías. Por eso siempre divido la información en bloques, procesos, pasos o grupos para que sea más fácil de digerir.

Apoyo esta división con secciones en la infografía precedidas por un título más grande que el resto, y si es posible, con algún efecto visual que ayude a que sea más evidente la estructura.

En la infografía que he diseñado para esta entrada verás que he utilizado diferentes colores para cada bloque, de forma que la estructura quede clara.

 

Herramientas para diseñar infografías

Los infografistas profesionales utilizan aplicaciones de escritorio, como Illustrator o Photoshop. Si la infografía la vas a diseñar tú y no conoces en profundidad estas herramientas, puede resultar más complejo.

Por eso, aquí tienes una selección de herramientas online que sin llegar a ser completamente personalizables, sí poseen muchos recursos para diseñar infografías casi profesionales.

 

1/ Canva, la más fácil de utilizar

Es sin duda una de las más conocidas de las que voy a mencionar en esta entrada. La utilizan miles de personas para diseñar imágenes, carteles, collages y pósters a diario.

La utilicé muy al comienzo de mis andaduras digitales y recurro a ella cuando necesito hacer un diseño rápido.


Lo mejor:
Su sencillez de uso, la sección de inspiración y la cantidad de formatos disponibles.

Lo peor: Que el catálogo de fotos es limitado y el precio de la suscripción un poco alto (desde 12$).

 

2/ Piktochart, la más popular

Además de ser la más popular, es también una de las más completas. No dispone de tantos formatos como Canva, pero el diseño de infografías es mucho más flexible.


Lo mejor:
Las posibilidades de añadir y quitar elementos de la infografía para personalizarla al máximo.

Lo peor: Su precio, 15$ al mes en su versión más económica.

 

3/ Visme, la más completa

Es sorprendente lo mucho que se parece Visme al editor vectorial por excelencia que utilizan los infografistas profesionales, Illustrator. La buena noticia es que si utilizas Photoshop, te resultará muy sencilla de utilizar.

Además, permite un nivel de personalización muy alto, algo poco común entre las aplicaciones de este tipo. Puedes modificarlo prácticamente todo, desde la tipografía y posición del texto hasta el color, los iconos y un largo etcétera.

Su precio también te ofrece buenas noticias, porque su versión más económica está disponible a partir de 7$. El acceso total a todas las funciones premium está disponible a partir de 16$.

Lo mejor: La sofisticación de la herramienta y su nivel de personalización.

Lo peor: Tantas opciones cuando no tienes conocimientos de diseño gráfico pueden confundir a cualquiera. Pero si eres diseñador, no tiene desperdicio

 

4/ Infog.am, una desconocida que pega fuerte

Seguro que no habrás oído hablar de esta aplicación online. No es muy conocida para el público en general, aunque sí entre los profesionales.

Me gusta por varias cosas. Para empezar, tienen claro que su mercado no es el gran público. Se dirigen a profesionales con necesidades de visualización de datos, y es precisamente en ésto en lo que son buenos.

Además, el nivel de personalización de los gráficos y las infografías generadas es bastante alto, algo que las herramientas anteriores descuidan.

También me gusta porque su precio (19$ en su versión más sencilla) no es excesivo para su público objetivo, empresas y profesionales que necesitan una herramienta para generar gráficos e infografías de alto impacto visual.


Lo mejor:
Las posibilidades de visualización de datos complejos.

Lo peor: No poder agregar imágenes a los fondos y su limitado catálogo de plantillas.

 

5/ Venngage, la aplicación de escritorio potente por excelencia

Más conocida en USA que en Europa, ésta aplicación para escritorio está pensada para diseñar infografías y resúmenes de ventas.

Cuenta con dos grandes acicates, una potente comunidad de diseñadores en la que encontrar apoyo e inspiración y un blog (en inglés) con ideas y recursos de mucha calidad.


Lo mejor:
Su comunidad de profesionales del diseño.

Lo peor: Que no dispone de aplicación para smartphone ni para tablets.

 

6/ Easelly, la más sencilla, pero eficaz

Lo mejor de la última de las herramientas para diseñar infografías que te presento es su sencillez.

Como el resto, se basa en el principio de pinchar y arrastrar para cambiar la disposición de los elementos de infografías y presentaciones.

La ventaja con respecto al resto es que se asemeja bastante a un entorno PC, por lo que tienes la sensación de estar diseñando con uno de los programas de toda la vida.

Pero sin duda lo que más me ha impactado a la hora de probarla, es ¡que no necesitas registrarte! Algo que se agradece en un mundo de permanentes “puertas”.


Lo mejor
: Que si no lo deseas, no tienes por qué registrarte y que es totalmente gratuita.

Lo peor: Que el entorno no es tan intuitivo y amable como el de otras aplicaciones.

¿Me cuentas tus trucos secretos y herramientas para el diseño de infografías? Te espero en los comentarios, ¡no me falles!

Cómo ser un ninja del diseño de infografías - INFOGRAFÍA

Cómo ser un ninja del diseño de infografías – INFOGRAFÍA

 

Sobre el autor

Carmen Díaz Soloaga

Carmen Díaz Soloaga es Content Marketing Manager especializada en el diseño de infografías y contenidos web. Escribe sobre comunicación, marketing de contenidos y redes sociales en Social Media Pymes.

3 Comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR